La precariedad laboral sanitaria es un símbolo del desmantelamiento del sistema sanitario público en España.

Quienes firmamos abajo denunciamos con este manifiesto la deriva política que llevará al desmantelamiento del sistema sanitario público en España. Este sistema, de cobertura universal, ha sido y es ejemplo mundial. Es un sistema que responde eficazmente y a un coste razonable a los problemas de salud de  poblaciones y pacientes.

El sistema cuenta, además, con la estima social y la aprobación general y de  profesionales y pacientes. Cabe su mejora, y el introducir cambios que incrementen su eficiencia. Pero, hasta ahora, todo lo que se ha hecho ha sido recortar sin tino, con un objetivo ciego que disminuye el gasto sin tener en cuenta su impacto ni en calidad ni en salud.

En la gestión se ha implantado una cultura sin fundamento humano ni científico que considera al personal como pieza intercambiable. Son sistemáticos los contratos eventuales, incluso por horas y para cometidos diversos. Es lo que llamamos precariedad laboral (en el sentido de enorme temporalidad, gran vulnerabilidad, bajo nivel salarial y falta de derechos sociales).

En el sistema sanitario los servicios son servicios personales, en los que es clave la confianza entre profesional y paciente. Es cruel y deteriora la calidad la falta de continuidad/longitudinalidad que se expresa bien con expresiones tipo: “¿Otra médica? ¿Tengo que volver a repetírselo todo a usted?”. De la misma forma, en espejo, el pensamiento profesional que se expresa con preguntas tipo: “¿Quiénes serán mis pacientes mañana? ¿Con quién formaré equipo?” y que llega a decir: “No me coja cariño que me voy mañana”.

 

La cuestión atañe a todo el sistema sanitario público en aspectos que se mezclan con la precariedad. Lo expresa bien la externalizacion innecesaria de servicios incluso en áreas de especial riesgo, como la atención a pacientes con problemas graves de salud mental. La situación precaria se repite en la atención primaria, incluyendo centros de salud y sectores comunitarios, sociales, de rehabilitación y otros, donde es imprescindible la continuidad de cuidados. Lo mismo sucede en los hospitales, tanto en consultas externas como en urgencias y en plantas. También en las cárceles, donde es perentoria la mejora de la continuidad por la presencia de problemas infecciosos, de salud mental y de drogadicción. La precariedad también lesiona los aspectos de salud pública que cubre el sistema sanitario y que exigen equipos consolidados capaces de enfrentarse, por ejemplo, a las inevitables crisis de salud pública.

La precariedad disminuye la calidad clínica e incrementa los errores sin disminuir el coste. La precariedad daña la salud de pacientes y profesionales. La precariedad es, de hecho, una forma de maltrato y una falta de respeto, una indignidad para profesionales y pacientes. La precariedad sanitaria afecta más a  mujeres jóvenes y, por ejemplo, en su impacto vital global modifica/impide planes de maternidad/paternidad. Entre el trabajo “en propiedad” y la precariedad hay soluciones al tiempo científicas, humanas y racionales que mejoran el resultado en salud en pacientes y profesionales.

Parece que se hubiera decidido el desmantelamiento del sistema sanitario público. Es parte de una ideología que considera que “la sociedad no existe, existe la persona” y a la persona individual se pretende servir destruyendo lo público y beneficiando los intereses privados de industrias y organizaciones varias. Se rompen con ello la equidad y la solidaridad que sustentan a la sociedad (ese “hoy por ti, mañana por mí”) que generan salud por sí mismas en los que hoy precisan la atención sanitaria de calidad y en quienes la precisarán mañana.

La precariedad profesional sanitaria daña la salud y en defensa de la equidad y de la solidaridad, manifestamos:

  1. La precariedad laboral sanitaria es un símbolo del desmantelamiento del sistema sanitario público que concierne al conjunto de la sociedad.  Por ello animamos a sumarse a este manifiesto a las personas individuales y a las organizaciones colectivas.
  2. La precariedad laboral sanitaria incumple en muchos casos la legislación laboral, introduce inseguridad jurídica y es un abuso justificado por intereses particulares y/o privados. Por ello recurriremos a la vía legal en todos los niveles.
  3. La precariedad laboral sanitaria responde a un gerencialismo sin categoría, que convierte en “gestores” a simpatizantes del partido en el poder y cuya formación, si alguna, es muy deficiente. Por ello exigimos la profesionalización de quienes gestionan el sistema sanitario público.
  4. En muchos casos se pretende una desreguralización arbitraria pues no se cumplen ni las más mínimas normas pactadas respecto a las bolsas de trabajo, convocatorias de plazas, situaciones de excepción y reposición de puestos de trabajo. Además, falta toda planificación a medio y largo plazo de necesidades de personal que permitan dar respuesta a los problemas de salud de pacientes y poblaciones. Por ello pedimos  el cumplimiento de los pactos y la visión de futuro que precisa la gestión del personal sanitario.
  5. Puesto que la precariedad laboral sanitaria es un símbolo del desmantelamiento del sistema sanitario público elaboraremos propuestas concretas sobre sus causas y soluciones, para presentar a los partidos políticos de forma que se pronuncien ante las mismas.
  6. La precariedad laboral sanitaria no es una situación transitoria ni nueva pero sí muy intensificada durante los últimos años. Forma parte de un diseño que busca el deterioro del sistema público para reducir su aprecio social y favorecer que los ciudadanos opten cada vez más por la sanidad privada. La intensa precariedad laboral en la sanidad pública es letal para la calidad y repercute en la salud de poblaciones, profesionales y pacientes. Por ello, para mantener la salud, llegaremos a tomar todas las medidas posibles, incluyendo el ejercer los derechos de protesta, manifestación y huelga.

 

FIRMANTES (a 20 de mayo de 2015)

Antoni Agustí Martí, Guillermo Álvarez López, Mercedes Álvarez Solar, Beatriz Aragón, Juan Diego Areta Higuera, Vicente Baos, Mikel Baza, Sara Belinchón, Clara Benedicto, Raúl Calvo Rico, Joaquim Camprubí, Manuel Carretero Matas, Salvador Casado, Fernando Casado Campolongo, Rafa Cofiño, Txema Coll, Carlos Coscollar, Maite Cruz Piqueras, Mounir Diouri, Mª Pastora Encalada, Patricia Escartín, Carmen Fando, María José Fernández de Sanmamed, Patricia Ferre, Mª Teresa Franco, Marta García Caballos, Luis García Olmos, Enrique Gavilán, Juan Gérvas, Laura Gómez González, Irene Gonzalo Sanjosé, Mariola Gracia, Rodrigo Gutiérrez, Mariano Hernández Monsalve, Juan Irigoyen, Mónica Lasheras, Miguel López del Pueyo, Rosa Magallón, Gorca Maiz, Alba Martín, Paloma Martín, Guillermo Martínez, Iván de la Mata, Miguel Melguizo Jiménez, Félix Miguel, Sergio Minué, Carolina Morcillo Ródenas, Abel Novoa, Leticia Núñez Queijo, Isabel Núñez Lozano, Bernardino Oliva, Alberto Ortiz Lobo, Javier Padilla, Jesús Palacio, Luis Palomo, Albert Planes, Pastora Pérez, Carmen Pérez-Crespo Gómez, Mercedes Pérez-Fernández, Pablo Pérez Solís, Iveth Quezada, Ana Rico, Ana Rivera, Sunera Sadacali, Elena Serrano, Cristina Sicorschi, Juan Simó Miñana, Pablo Simón Lorda, Gemma Torrell, Ana Vall-llosera.

 

ASOCIACIONES, ORGANIZACIONES Y ENTIDADES (a 20 de mayo de 2015)

Equipo CESCA, Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), Fòrum Català d’Atenció Primària (FoCAP), NoGracias.

 

1.La adhesión al Manifiesto está abierta, e implica un compromiso contra la precariedad laboral sanitaria y la difusión del Manifiesto en lo que se pueda. Para adherirse a este Manifiesto escriba sus datos básicos en el formulario en http://goo.gl/forms/YOfacHtVSj Todos los contactos a atencionprecaria@gmail.com

2.Muchas asociaciones, organizaciones, organizaciones y entidades precisan de reuniones explícitas de juntas y órganos de gobierno para poder adherirse al Manifiesto y de ahí un cierto retraso en su participación.

 

 

Descárgate el manifiesto en: bit.ly/AtencionPrecaria

El Manipuloshop ® (o los anuncios de la Consejería de Sanidad de Madrid)

Estos días se puede ver en las marquesinas de las paradas de autobuses de Madrid esta foto.

Después de una intensa investigación sobre programas informáticos de modificación de la realidad he llegado a la conclusión de que ha sido procesada con las ultimas versiones del Manipuloshop® y del Demagogicator®

La foto procesada es esta:

Captura-de-pantalla-2015-01-30-a-las-9.52.21-e1422609330881

 

El original es este:

Tan-cerca-tan-lejos

Tan cerca, tan lejos. Foto de: Natalia Pérez Sánchez Vía: polimedicado.org

 

Alrededor de 40.000 personas siguen sufriendo exclusión sanitaria en Madrid

 

Pastillas las justas

Iniciativa de concienciación ciudadana sobre el uso seguro de los medicamentos  puesta en marcha desde el laboratorio de prácticas innovadoras en polimedicación y salud (PoliMedLabs) y No Gracias, en colaboración con OCU (organización de consumidores y usuarios)-Salud.

La campaña se llama PastillasLasJustas.org. Se ha divulgado a través de la revista de salud de la OCU a partir de folletos informativos, en la página web y a través de las redes (#PastillasLasJustas).

La campaña tiene por objeto divulgar una serie de consejos -algunos de ellos basados en la evidencia, otros de sentido común-, para un consumo más crítico, juicioso y prudente de los fármacos.

“Romance comunitario” en Menorca

Cartell Escola de Salut Pública de Menorca 2014

Hace ya una semana que volví de Menorca tras participar en el Curso de Verano de la Escuela de Salud Pública y aún sigo emocionado. Vuelvo como tras tener un romance y llevo toda la semana “en globo”.

Desde el momento en que llegué a Cala Fornells para montar en la embarcación que me llevaría a la Isla del Lazareto donde se encuentra La Escuela, supe que estaba comenzando una aventura que recordaría siempre.

La llegada al Llatzeret  ya me dejo boquiabierto. Una rampa ascendía hacia la fortaleza, flanqueada por una piscina que a mi me recordaba a una construcción de la antigua Roma, no me preguntéis por qué. Tras cruzar un arco comienza un paseo entre pinos y las edificaciones que conforman lo que en su día fue refugio obligado para tripulantes en cuarentena. Y al final de un camino, en un edificio bajo con una luz y unas ventanas directas al Mediterráneo, se encontraban nuestras aulas. Magia a raudales.

La llegada

La llegada

Las aulas

Las aulas

IMG_1176

Vista desde una ventana

Y comenzó mi curso: Impacto de las crisis económicas sobre la salud y las desigualdades sociales, dirigido por Javier Segura del Pozo e impartido por éste  y por Laura Otero García. Conocía a Javier Segura de su blog y le había escuchado en charlas de salud comunitaria a pie de calle, en jornadas abiertas en época del 15M. El tema del curso era atractivo y desde que recibí la elaboradísima bibliografía  supe que no solo prometía sino que sería interesantísimo, y no me confundí para nada. Fue estupendo escuchar a Laura y a Javier durante las exposiciones y una oportunidad poder participar en los coloquios y debates que se establecían entre todos tras finalizar las clases, en los que había una participación muy activa de todos los asistentes, la mayoría jóvenes médicos de familia aunque también había psiquiatras, psicólogas, sociólogas, investigadoras. Todo el mundo lleno de energía y motivación, que gozada. En el blog de Javier se pueden leer algunas de las conclusiones a las que llegaron los grupos.

Quiero dar las gracias a Laura y a Javier por ese magnífico curso y todo el trabajo de preparación que seguro hay detrás de él. Con toda seguridad yo lo volvería a hacer y se lo recomiendo a todo aquel que tenga la oportunidad de realizarlo, pues confió en que se repita en próximas ocasiones.

Fue una gran experiencia estar entre ese gran grupo de compañeras y compañeros que asistieron a los diversos cursos, muchos muy jóvenes y todas con una formación envidiable y una ideas y una fuerza que me han hecho volver a mi consulta con un aire de ánimo e ilusión. Con gente así si hay esperanza de que esta sociedad  mejore y de que la salud cada vez tenga un enfoque mas completo, menos reduccionista y  y mas comunitario.

Pero esto no fue todo. El ambiente de creación y colaboración que se forjo en la Escuela, se extendió a una reunión participativa que se realizó en la calle, el la Plaza Bastión y en la que se formo un grupo de debate y reflexión que ya tiene su propia identidad resumida en este párrafo que surgió allí mismo: “Somos un grupo de personas vinculadas profesionalmente con la salud, que, percibiendo un contexto de amenaza para la salud y la sanidad, decidimos reaccionar y unirnos para crear un espacio de acompañamiento, reflexión y acción. Nuestro objetivo es la transformación social y orientación comunitaria

El grupo

Y termino tomando prestado uno de los versos con que Rafa Cofiño  abre en su blog su reflexión sobre estada jornadas: Kamchatka y la Escola de Salut Pública de Menorca

Mientras tanto, seguimos tejiendo… Que dentro de nada terminamos la bufanda y empezamos el jersey! Sebastià March

Un abrazo a todas mis compañeras/compañeros de viaje en este romance comunitario que he vivido en Menorca, y gracias por estar ahí.

Medicamentos que matan

Fernando Casado Campolongo:

Furia Basada en la Evidencia

Originalmente publicado en Primum non nocere 2015:

Hace 11 años  en el Coloquio Cochrane celebrado en Barcelona, tuve dos grandes oportunidades, una fue la de conseguir el libro Archie Cochrane: Back to the Front, la otra fue la de poder  saludar a Peter C. Gøtzsche, ya para entonces uno de “mis “campeones de la evidencia”.CongrCochr

En aquel momento  Gøtzsche estaba en el ojo del huracán a raíz de un controvertido articulo publicado en Lancet tres años antes ( + la revisión sistemática posterior de la biblioteca Cochrane), donde se atrevía a desafiar el cribado del cáncer de mama mediante mamografía.

Tras la polémica, el tiempo ha dado la razón a Gøtzsche que ilustro toda la pequeña historia del auge y caída del cribado del cáncer de mama en un libro publicado en 2012. No contento con eso ha seguido escribiendo libros, el mismo comento que le encanta escribir libros porque en ellos puede escribir…

Ver original 270 palabras más

Implicando al paciente en las decisiones clínicas.

b1301b1e3952dacd90f85d2a180d9231

Extraido de “Avances en gestión clínica

Choosing Wisely, una iniciativa que ABIM Foundation comenzó en EE.UU. hace 2 años, y que ya ha conseguido que más de 60 sociedades científicas norteamericanas se hayan sumado a ella. Choosing Wisely pide a las entidades participantes que definan aspectos de la práctica clínica de su especialidad que tanto los médicos como los pacientes deberían cuestionarse. 

Tras su última reunión en Amsterdam, los promotores de Choosing Wisely quieren dejar claro un mensaje: estamos hablando de ajustar la actividad clínica al valor que aportan a la salud de las personas, y no de recortar costes.

Y ahora el debate se centra en la necesidad de implicar a los pacientes en las decisiones clínicas, ya que no hay demasiada convicción de que la simple publicación de unas listas de recomendaciones pueda producir demasiados cambios. Y por este motivo, Choosing Wisely ha elaborado las 5 preguntas que los pacientes deberían hacer a los médicos:
  1. ¿Necesito de verdad la prueba o el procedimiento que usted me quiere prescribir?
  2. ¿Cuáles son sus riesgos?
  3. ¿No hay otras opciones más sencillas o con menos riesgos?
  4. ¿Que me pasará si no doy el consentimiento?
  5. ¿Qué cuesta?
El Dr. Paul Hodgkin, un médico de familia inglés, opina en el artículo referenciado: “Involucrar a los pacientes en la campaña Choosing Wisely es una buena estrategia, porque la gente tiene una idea mágica de las pruebas y las terapias, por eso es tan importante promover su implicación en la prescripción”.
 
Leer entrada original en “Avances en gestión clínica

Ojo con la mala ciencia.

Nos encontramos con “mala ciencia” cada día: pruebas diagnósticas utilizadas como screening sin demostrar su utilidad como tal, promoción de fármacos que no aportan nada nuevo o que incluso son absolutamente ineficaces, conceptos nutricionales erróneos,  gestión guiada por intereses políticos y no de eficiencia etc. etc. Detectar la mala ciencia se está convirtiendo  en una necesidad no solo para los profesionales sanitarios, sino también para los pacientes. Esto haría que no se dejaran arrastrar tan fácilmente por pruebas, fármacos o procedimientos inútiles o perjudiciales y que generalmente tienen detrás intereses comerciales o políticos ocultos o modas sin sentido, promocionadas por los medios de comunicación.

Encontré este excelente cartel en el Blog “Avances en gestión clínica” y me gustaría compartirlo como colaboración a la difusión de la llamada “prevención cuaternaria”, que no es sino evitar los daños que puede hacer y hace, la propia medicina.

¡ al agua patos!

Fernando Casado Campolongo:

Como tantas ideas difundidísimas como que las grasas son malas http://bit.ly/1rgamLN o que los huevos suben el colesterol http://bit.ly/1jx4nzA poco a poco se van desmintiendo tantos y tantos tópicos erróneos sobre nutrición que se difunden día adía en los medios de comunicación y lo que es peor, en las propias consultas.

Originalmente publicado en Primum non nocere 2015:

Desde hace varias temporadas venimos advirtiendo de que la afirmación, tanta veces repetida, de que es conveniente beber una cantidad determinada y de forma continuada,e incluso sin sed, NO está sustentada por ninguna prueba científica seria. Como se señala en este artículo del BMJ, la muy difundida recomendación de beber de seis a ocho vasos de agua al día para prevenir la deshidratación “no sólo es una tontería, sino que es una tontería desacreditada”

CALOR2

Sin embargo, gracias las campañas mediáticas de las compañías de bebidas, apoyadas por académicos sinvergüenzas, la idea ha calado tanto que hasta la mismas instituciones que velan por nuestra salud caen en la trampa difundiendo la recomendación igualmente engañosa de que hay que beber aunque no se tenga sed.

¡ Pues va ser que no!

El reflejo de la sed es un mecanismo excelente para regular la cantidad de agua que necesitamos, excepto en los raros casos de…

Ver original 31 palabras más

Información para el paciente

Fernando Casado Campolongo:

Magnífico post de nuestra gran bibliotecaria Maria García Puente @bibliovirtual

Originalmente publicado en Biblioteca Médica Virtual - Blog:

aspirinasCon la proliferación de la información sobre temas de salud en Internet, los pacientes acuden a las consultas cada vez más informados. Aunque, también, cada vez más desinformados. Esto se debe a que no existe un control real sobre lo que se publica sobre enfermedades, tratamientos, diagnósticos y procedimientos en Internet. Existen no sólo páginas oficiales de sociedades científicas o médicas, redes de pacientes con apoyo profesional, blogs de profesionales sanitarios o incluso de laboratorios farmacéuticos (ojo con los conflictos de interés), sino que podemos encontrar tranquilamente páginas web con información sesgada, muchas veces adaptada a una intención lucrativa y que no aportan veracidad. El ser humano, de naturaleza catastrofista, preferirá creerse un diagnóstico fatal leído en Internet e inferido a partir de su propia percepción de sus síntomas antes que el simple catarro que le pueda diagnosticar un profesional sanitario. El problema viene cuando, a partir de aquí, se automedican o…

Ver original 235 palabras más

Septiembre: El centro de salud no es el único centro de la salud.

Fernando Casado Campolongo:

Recordando este magnifico post de Javier Padilla para el también magnífico proyecto de APXII causa. Si no lo conoce le recomiendo encarecidamente su atención.

Originalmente publicado en atención primaria: 12 meses doce causas:

Sí, en el número de septiembre de APXII trataremos de evidenciar que el centro de salud no es siempre el centro de la salud de nuestra población. Hablaremos sobre otros centros de la salud muy importantes. Y lo haremos a través de una historia cotidiana, la de María, una mujer que atendemos a diario en nuestras consultas. Utilizaremos tres escenarios: el primero se llama “Trabajar desde la consulta mirando a la calle”, el segundo “El entorno y la comunidad donde vivimos determina nuestra salud” y el tercero “Gobiernos eficaces, sociedades justas, vidas saludables”. Pero lo mejor es que hagas click aquí y lo descubras por tu cuenta.

Ver original