Carta a los magos de la sanidad

Queridos reyes magos que hacéis magia con la sanidad:

Lo primero es deciros que creo que mis pacientes  están bastante contentos con su médico, que soy yo. Incluso puede que alguno haya mejorado su calidad de vida y todo.

Además creo que he conseguido disminuir el numero de potingues de los que se atiborran. No es que lo haya hecho por ahorrar, sino por su salud, pero es que además he conseguido racionalizar el uso de fármacos en mi cupo. Y eso sin poner cara de perro a mis pacientes, que ya se sabe que algunos (los menos) usan esa técnica para quitarse pacientes de encima cuando estos toman muchas pastillas y les estropean las estadísticas.

Y además, me consta que la mayoría de mis compañeros médicos de atención primaria en Madrid están haciendo lo mismo: ayudando a su población, mejorando su salud y sudando tinta china (nunca mejor dicho, con tanto papeleo) para conseguir hacer su trabajo dignamente.

Por eso no entiendo nada. Os voy a contar lo que me ha pasado este año en primera persona, pero seguro que vale para muchos.

Veréis magos. Yo antes tenía una agenda apretada, pero al menos la podía variar algo según necesidades. Aún así iba siempre corriendo. Pues en vista de eso, me la han puesto mas apretada, con menos minutos por paciente y mas pacientes por día. Además, no se que dicen de una curva (algo de eso de estadísticas), y los avisos a domicilio los tengo que hacer ahora casi fuera del horario laboral porque no los contempla mi agenda nueva.

Pues fijaros si habré hecho mal las cosas que otro dia que llegué al centro de salud me encontré con que dejaban apuntarse conmigo a cualquiera  y cuando quiera  y por miles si se diera el caso.  Ya no tenía limites en mi cupo de pacientes y eso se llamaba libre elección.  Aunque me gusta mucho que me aprecien, resulta que sigo prefiriendo ver a los pacientes sentados y no en fila india y en grupos de tres,  como puede que tenga que llegar a hacerlo.

Estoy preocupadísimo, porque se ve que lo hago todo fatal. Resulta que además de tener mas pacientes cobro mucho menos que el año pasado. ¡Que horror!.

Las lágrimas casi no me dejan escribir estas últimas lineas. Debí hacer algo muy requetemal este año porque  pedí menos burocracia y de repente un dia me encontré con que la cita con los del hospital (los especialistas que los llaman, como si yo no lo fuera) también la tenia que dar yo. Castigo divino.

Y no sigo, porque si intento escribir la palabra suplente, me llaman despilfarrador, y eso que cada dia sus contratos son mas baratos, da vergüenza como los tratan. La última vez que vi a uno estaba en la cola del paro. Ya casi no se suplen ausencias, ahora los pacientes se “reparten” como si fueran naipes. ¡Ay Dios mio! Exclamo desde mi ateismo.

Por todo esto y atribulado por todos los errores cometidos y que  me han hecho ser tan castigado, este año les pido directamente carbón y un tubo de vaselina…. para los labios, que se me cortan, ¡so malpensados!

¡DESDE LA SALA 3 FELICES

FIESTAS!

Anuncios

4 thoughts on “Carta a los magos de la sanidad

  1. Feliz Navidad. Yo ya le comenté a la otra ‘pata’ de The Casado’s Way, al que también tuve el placer de conocer: me niego a doblar y ver pacientes como si fueran ‘borregos’. Aunque me paguen el acúmulo de trabajo. Aunque somos excasos los compañeros que nos hemos negado a doblar, hemos conseguido que empiezen a mandar sustitutos. Ellos también son magníficos médicos y me atrevería a decir que tal vez merezcan una plaza ‘en propiedad’ mucho más que otro médicos ‘con solera’.
    Feliz Navidad y próspero 2011 de parte de mi mujer, mis mellizos intraútero y de mi.
    Salu2.0

  2. Lo malo es que los magos son los que se ponen la vaselina, nosotros, ni eso.
    Es que ya no queda ni el consuelo de la redención eterna y el juicio de los justos.
    Un abrazo, compañero.

  3. Este año soy rey mago (Melchor) en mi pueblo, y aprovecharé la magia del cargo para satisfacer las sugerencias de muchos compañeros: dado que los políticos sólo piensan en una palabra desde que se levantan hasta que se acuestan: ¡ VOTO ¡ (“esto me da votos…, esto me quita votos”), la magia hará que los ciudadanos queden perfectamente informados de la cara oculta de la sanidad que nos dan los políticos gobernantes de turno. La magia hará que los médicos dediquen ¡diariamente! 10 minutos de su tiempo de desayuno a repartir hojas informativas a la entrada de los centros de salud y hospitales sobre cupos masificados, consultas con citas cada 5 minutos, burocracia, manipulación de las encuestas de satisfacción, despilfarro sanitario…, con llamada a la prensa para que lo publique. ¡Esto duele, y mucho, a los gestores sanitarios!

    Sin la información y la colaboración ciudadana nunca saldremos del pozo.

    ¡Lo que no sale en los medios de comunicación no existe!

    1. Enhorabuena por la iniciativa. Totalmente de acuerdo en que tenemos que informar a la población de nuestra realidad.
      Contad conmigo para la difusión de la iniciativa

Si te apetece, deja un comentario. Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s