Implicando al paciente en las decisiones clínicas.

b1301b1e3952dacd90f85d2a180d9231

Extraido de “Avances en gestión clínica

Choosing Wisely, una iniciativa que ABIM Foundation comenzó en EE.UU. hace 2 años, y que ya ha conseguido que más de 60 sociedades científicas norteamericanas se hayan sumado a ella. Choosing Wisely pide a las entidades participantes que definan aspectos de la práctica clínica de su especialidad que tanto los médicos como los pacientes deberían cuestionarse. 

Tras su última reunión en Amsterdam, los promotores de Choosing Wisely quieren dejar claro un mensaje: estamos hablando de ajustar la actividad clínica al valor que aportan a la salud de las personas, y no de recortar costes.

Y ahora el debate se centra en la necesidad de implicar a los pacientes en las decisiones clínicas, ya que no hay demasiada convicción de que la simple publicación de unas listas de recomendaciones pueda producir demasiados cambios. Y por este motivo, Choosing Wisely ha elaborado las 5 preguntas que los pacientes deberían hacer a los médicos:
  1. ¿Necesito de verdad la prueba o el procedimiento que usted me quiere prescribir?
  2. ¿Cuáles son sus riesgos?
  3. ¿No hay otras opciones más sencillas o con menos riesgos?
  4. ¿Que me pasará si no doy el consentimiento?
  5. ¿Qué cuesta?
El Dr. Paul Hodgkin, un médico de familia inglés, opina en el artículo referenciado: “Involucrar a los pacientes en la campaña Choosing Wisely es una buena estrategia, porque la gente tiene una idea mágica de las pruebas y las terapias, por eso es tan importante promover su implicación en la prescripción”.
 
Leer entrada original en “Avances en gestión clínica