“Romance comunitario” en Menorca

Cartell Escola de Salut Pública de Menorca 2014

Hace ya una semana que volví de Menorca tras participar en el Curso de Verano de la Escuela de Salud Pública y aún sigo emocionado. Vuelvo como tras tener un romance y llevo toda la semana “en globo”.

Desde el momento en que llegué a Cala Fornells para montar en la embarcación que me llevaría a la Isla del Lazareto donde se encuentra La Escuela, supe que estaba comenzando una aventura que recordaría siempre.

La llegada al Llatzeret  ya me dejo boquiabierto. Una rampa ascendía hacia la fortaleza, flanqueada por una piscina que a mi me recordaba a una construcción de la antigua Roma, no me preguntéis por qué. Tras cruzar un arco comienza un paseo entre pinos y las edificaciones que conforman lo que en su día fue refugio obligado para tripulantes en cuarentena. Y al final de un camino, en un edificio bajo con una luz y unas ventanas directas al Mediterráneo, se encontraban nuestras aulas. Magia a raudales.

La llegada
La llegada
Las aulas
Las aulas
IMG_1176
Vista desde una ventana

Y comenzó mi curso: Impacto de las crisis económicas sobre la salud y las desigualdades sociales, dirigido por Javier Segura del Pozo e impartido por éste  y por Laura Otero García. Conocía a Javier Segura de su blog y le había escuchado en charlas de salud comunitaria a pie de calle, en jornadas abiertas en época del 15M. El tema del curso era atractivo y desde que recibí la elaboradísima bibliografía  supe que no solo prometía sino que sería interesantísimo, y no me confundí para nada. Fue estupendo escuchar a Laura y a Javier durante las exposiciones y una oportunidad poder participar en los coloquios y debates que se establecían entre todos tras finalizar las clases, en los que había una participación muy activa de todos los asistentes, la mayoría jóvenes médicos de familia aunque también había psiquiatras, psicólogas, sociólogas, investigadoras. Todo el mundo lleno de energía y motivación, que gozada. En el blog de Javier se pueden leer algunas de las conclusiones a las que llegaron los grupos.

Quiero dar las gracias a Laura y a Javier por ese magnífico curso y todo el trabajo de preparación que seguro hay detrás de él. Con toda seguridad yo lo volvería a hacer y se lo recomiendo a todo aquel que tenga la oportunidad de realizarlo, pues confió en que se repita en próximas ocasiones.

Fue una gran experiencia estar entre ese gran grupo de compañeras y compañeros que asistieron a los diversos cursos, muchos muy jóvenes y todas con una formación envidiable y una ideas y una fuerza que me han hecho volver a mi consulta con un aire de ánimo e ilusión. Con gente así si hay esperanza de que esta sociedad  mejore y de que la salud cada vez tenga un enfoque mas completo, menos reduccionista y  y mas comunitario.

Pero esto no fue todo. El ambiente de creación y colaboración que se forjo en la Escuela, se extendió a una reunión participativa que se realizó en la calle, el la Plaza Bastión y en la que se formo un grupo de debate y reflexión que ya tiene su propia identidad resumida en este párrafo que surgió allí mismo: “Somos un grupo de personas vinculadas profesionalmente con la salud, que, percibiendo un contexto de amenaza para la salud y la sanidad, decidimos reaccionar y unirnos para crear un espacio de acompañamiento, reflexión y acción. Nuestro objetivo es la transformación social y orientación comunitaria

El grupo

Y termino tomando prestado uno de los versos con que Rafa Cofiño  abre en su blog su reflexión sobre estada jornadas: Kamchatka y la Escola de Salut Pública de Menorca

Mientras tanto, seguimos tejiendo… Que dentro de nada terminamos la bufanda y empezamos el jersey! Sebastià March

Un abrazo a todas mis compañeras/compañeros de viaje en este romance comunitario que he vivido en Menorca, y gracias por estar ahí.