Capacitar al paciente

Se habla mucho de la capacitación del paciente (“empoderamiento”) desde el punto de vista técnico-científico, es decir, del paciente que diferencia entre TAC y RMN, o que se preocupa de que le pidan el PSA libre además del total.
Esta capacitación, si bien puede tener su misión, quizá sea compleja, en muchas ocasiones puede que innecesaria y a mi parecer se ha de llevar a cabo, si acaso, cuando se haya realizado mas sobradamente la capacitación en otros aspectos.

Para mi capacitar al paciente es, en primer lugar, darle a conocer ciertos datos que son sencillos de entender y sobre los que se puede basar perfectamente que el paciente sea capaz de colaborar en la toma de decisiones respecto a como organizar y mejorar el sistema sanitario y, hablando mas crudamente, como y en que se va a utilizar su dinero.

Que el paciente tenga conocimiento de ciertos hechos, que yo aqui llamo “las grandes verdades epidemiologicas”, como que existe la ley de cuidados inversos o que existe una paradoja en el gasto de recursos, de manera que en lo que mas se gasta es en lo que menos repercusion tiene en la supervivencia, y viceversa, no es tan complicado y puede ayudar a que entre todos reorientemos esta desenfrenada política de gasto, de hiperprevención y de medicalización que  lleva a que no solo no mejore la salud de nuestra población, sino también a que la muerte por actuación médica ya sea la tercera causa de muerte en EEUU (otra “gran verdad epidemiologica”)

También capacitar al paciente puede ser preguntarle directamente si quiere que con sus impuestos se financien determinados tratamientos que se ha podido demostrar, como ha ocurrido con los Sysadoa, no superan al placebo.
Y como bien decia Rafa Bravo el otro día en un post, no esatría mal que nosotros mismos nos capacitaramos, para luego poder trasladárselo a nuestros pacientes, en que un riesgo absoluto no es igual que un riesgo relativo y aprender y ser capaces de enseñarles a nuestros pacientes alguna que otra “gran verdad estadistica” (El ‘anumerismo’ también es incultura)

Con hacer solo un poquito de esto, ya hay mucho trabajo para cualquier médico de familia que quiera empezar un blog.


8 thoughts on “Capacitar al paciente

  1. A mí esto me parece casi más importante que dar un tratamiento (algo que en teoría, todos los médicos ya sabemos hacer al salir de la Facultad). Pero es necesario cambiar la mentalidad de los pacientes, porque todavía muchos siguen en el modelo totalmente paternalista y ni quieren saber nada..
    Un beso

    1. Y la nuestra, que muchas veces no queremos que se enteren… ¡Gracias por tu visita, todo un honor!
      Otro beso para ti🙂

  2. A mi también me parece que hay cierto miedo a que los pacientes se enteren de cosas y sin embargo es la única forma de ejercer una sanidad centrada en el paciente y no en el medico.

    1. Y la propia administración es la primera interesada en que no sepan ciertas cosas y poder seguir haciendo demagogia. Solo hay que ver la campaña electoral en Madrid.

  3. ¡¡¡Qué bueno!!! Muchas gracias.

    1.- Capacitarnos nosotros continuamente.
    2.- Capacitarse la Administración. Cartera de servicios, financiación de medicamentos, educación a la población y a los profesionales, agendas de calidad, etc…
    3.- Capacitar a los pacientes entre todos, la Administración dejando las cosas claras (y más en tiempos de crisis) y los profesionales con el conocimiento científico y humano de los pacientes y su entorno.

Si te apetece, deja un comentario. Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s